A lo largo de los años he descubierto que combinar colores es una de las cosas que a la gente le cuesta mucho. Aquí están las 10 reglas de oro para combinar colores de manera efectiva.

Colores oscuros.

Son más formales, dominantes y autoritarios. Son los colores como el negro, azul marino y gris.

Ideales para: eventos elegantes, para una entrevista de trabajo, para reuniones o juntas importantes, para una negociación. Como base para usar cualquier otro color.

No son buena idea para: destacar o parecer original. Dado que son colores que se usan como básicos o para reflejar seguridad o autoridad, a veces pueden caer en la monotonía y dar una imagen aburrida.

Alguien que se viste siempre de negro o gris, sin ningún tipo de acento de color, suele causar una sensación de intimidación o inaccesibilidad.

Colores claros.

Hacen que quien los viste parezca más amigable . Aquí entra el blanco, tonos hueso, beige, azul cielo y los tonos pastel como el rosa o el verde.

Ideales para: días soleados, para eventos al aire libre o más relajados en un jardín. Para reuniones de trabajo más informales y entornos sociales dentro y fuera del trabajo. Para transmitir serenidad. Una primera cita amorosa, perfecto.

No son buena idea si quieres causar un impacto de seriedad y compromiso.

Colores Brillosos.

Transmiten confianza, energía, vitalidad y optimismo. Estos son el amarillo, rojo claro, dorado, plateado, anaranjado y verdes claro.

Ideales para: un día relajado, para cuando se quiere destacar, para demostrar creatividad, para levantar el ánimo porque dan acentos de color y luminosidad.

No son buena idea para: asuntos que requieren más seriedad (negociación, ventas, petición de un aumento o una entrevista para conseguir trabajo).

Colores apagados.

Son más conservadores y menos amenazantes. Podemos encajar en esta gama a los verdes oscuros, el morado, el vino, rojo y café oscuro.

Ideales para: un asunto serio, para hablar en público, para una entrevista de trabajo. Para transmitir confianza, seguridad en sí mismo, autoridad, compromiso, concentración, pasión y éxito (sobre todo el rojo).

No son buena idea para: eventos sociales matutinos o al aire libre (si se combinan con claros, van mejor en dicha situación), sobre todo si se combinan con tonos oscuros.

Abrir chat
Hola, podemos ayudarte?